EL CASCO Y SU HISTORIA

Cada vez que salimos en moto, hacemos el mismo gesto de manera automática e inconsciente. Cogemos el casco, separamos las correas, introducimos la cabeza y cerramos el barboquejo.

Actualmente, lo consideramos una pieza clave de nuestra seguridad y lo usamos no solo por la obligatoriedad, si no por el sentido común. Sabemos que reduce en gran medida las lesiones craneales en caso de accidente pero quizás, desconozcamos parte de su historia… ¿sabes cuál es su origen?

EL CASCO NO NACIÓ CON LAS MOTOS

Las motos son ahora, en gran parte, sinónimo de velocidad. Pero la primera motocicleta creada por Gottlieb Daimler en 1885, fue inventada para la diversión, no para correr. Por lo tanto, no parecía necesaria la protección para su uso. Se empezaron a utilizar gorras de cuero, orientadas principalmente a la protección contra el frío. Sin embargo, nadie cayó en la cuenta que protegerse, pudiera ser necesario y mucho menos obligatorio.

Antigua motocicleta

Con el paso del tiempo las motocicletas evolucionaron, alcanzaron mayor velocidad y comenzaron las primeras carreras deportivas. El único objetivo era crear el vehículo de dos ruedas más rápido. Así, comenzaron a producirse las primeras lesiones y accidentes, cada vez más graves.

Como consecuencia de empezar a tener mayor numero de pacientes con lesiones producidas en moto, en 1914 el británico Eric Gardner, decidió desarrollar un rudimentario casco de cuero y pieles para las competiciones. Pero, ni se hizo obligatorio ni se popularizó fuera de las carreras.

Primeros protectores

LAWRENCE DE ARABIA. El comienzo del cambio.

Thomas Edward Lawrence, ex-oficial del ejército británico, arqueólogo y escritor. Falleció después de 6 días en coma al sufrir un accidente con su motocicleta en 1935. Este, puede considerarse el punto de inflexión en la historia del uso del casco.

La muerte de este famoso militar impactó en la sociedad británica y forzó el cambio a preocuparse por la protección de la cabeza al montar en moto. Fue el neurólogo que le atendió, Hugh Cairns, quién comenzó una cruzada para evitar este tipo de muertes.

Estudios sobre la efectividad de las protecciones craneales publicados en 1941, la obligatoriedad de su uso por el ejercito británico y la perseverancia del ingeniero Charles F. Lombard, desembocaron en el gran cambio. En 1953 se patenta en Norteamérica el primer casco con la estructura que conocemos actualmente: calota rígida e interiores acolchados.

Primer concepto de casco actual

Poco después, comenzaron a surgir distintas marcas compitiendo en la fabricación del casco más seguro. En 1954 se utilizaron las primeras fibras para su construcción, más adelante nació el primer casco jet envolvente por la nuca, en 1968 se comercializó el primer casco integral… así, hasta llegar a nuestros días.

Actualmente, se fabrican con la última tecnología, compuesto que mejoran continuamente y bajo diferentes homologaciones para proporcionar la mayor seguridad con el mayor confort. Y… ¿por qué no? el mejor diseño e imagen.

HJC Rpha 11

RECHAZO INICIAL

Esta iniciativa de protección y seguridad fue muy discutida entre los usuarios de motocicletas. Se consideraba una ofensa, al creer que se ponía en entredicho su valor y su destreza a los mandos.

Pero, tras comprobar entre los soldados motorizados del ejército británico, el descenso de la mortalidad en los accidentes, a partir de los años 50 los gobiernos de los distintos países comenzaron a introducir su obligatoriedad también para uso civil.

OBLIGATORIEDAD EN ESPAÑA

En España, uno de los países más tardíos, fue obligatorio a partir del 10 de agosto de 1982:

  • Para piloto y pasajero de motos de más de 125cc en cualquier vía.
  • Para motos de cilindrada inferior solo en carretera, no así en las ciudades.
  • Los ciclomotores quedaban exentos.

A partir del 1 de Septiembre de 1992, su utilización obligatoria se extendió a todo tipo de motocicletas, ciclomotores y vías.

EN LA ACTUALIDAD

Hoy en día, nadie duda de su efectividad y se utiliza de manera automática. Nadie entiende actualmente montar en moto sin esta protección. Tal es así, que se han ido añadiendo a la seguridad del motorista accesorios como; guantes, botas, espalderas, airbags…

VIDA MEDIA DE UN CASCO

Como los materiales de cualquier producto, los de un casco también se ven afectados y sufren desgaste por el paso del tiempo, su cuidado, su utilización y el clima, entre otros factores.

No se puede poner una “fecha de caducidad” exacta para cada casco ya que, como decimos, son muchas las variantes que intervienen. Pero por norma general podría establecerse que los realizados en policarbonato o resina termoplástica, según los fabricantes, tienen una vida útil de 5 años. Si en cambio, están realizados de fibra de vidrio o de carbono, esta cifra suele aumentar hasta los 8 años de durabilidad.

Shoei GT Air II Casco de fibra

Pero durante este tiempo, es aconsejable observar a menudo el estado del conjunto del casco:

  • Inspecciona la integridad de la calota exterior en busca de fisuras, grietas o golpes “importantes”.
  • Comprueba que el polímero interior (corcho blanco) no tenga holguras ni movimientos.
  • Vigila el correcto ajuste y cierre de las correas de sujeción.
  • Observa las partes móviles como mecanismos de visera o de los cascos modulares.

En definitiva, transcurrido el paso del tiempo aconsejado por el fabricante o si observas algún problema de integridad importante en el mismo, es conveniente que sustituyas tu casco por uno nuevo. Todo lo que pueda afectar a su estado, puede afectar a tu seguridad.

El objetivo es disfrutar de nuestra pasión y la seguridad invita a poder hacerlo.

¡Nos vemos en la carretera!

1 respuesta

  1. Salva dice:

    Deberias dedicarte al periodismo de invenstigación.
    Como te lo curras.

Responder a Salva Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?

La ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que utilizamos cookies propias y de tercereosSi continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Cerrar