Nuestras motos

Yamaha YBR 125

Febrero de 2011. Nuestra primera moto, Yamaha YBR 125 Custom. Comprada casi de casualidad, sin haber sentido antes interés por el mundo motero. Nuestra primera toma de contacto fue un foro y allí, empezamos a conocer a quienes ahora son más que amigos. Pronto, comenzamos a disfrutar del ambiente de las “concentras”. En 6 meses ya teníamos el A2, una moto de 125 c.c. para dos y con ganas de viajar continuamente se nos quedó “corta”.

Hyosing Aquila 250cc

Agosto de 2011. Recién sacado el A2 en Julio, queríamos aumentar la cilindrada y seguir con el estilo “custom”. Así que, para hacerlo poco a poco, compramos una Hyosung Aquila 250c.c. en León. Toda una aventura volver desde allí con ella. El viaje más largo hasta entonces.

Y con un motor ligeramente más potente, empezamos a movernos por las comunidades cercanas de “concentra” en “concentra”. Aragón, País Vasco, Cantabria, Soria… y finalmente, un viaje hasta Cádiz. Recorrer la Península en una moto de 250c.c., cargados con ropa para dos, tienda de campaña, sacos, colchón, y un largo etcétera… es algo que siempre recordaremos, nuestro primer “gran viaje”. Demasiadas ganas de viajar, necesitábamos más…

Suzuki intruder c800

Nuestra mayor ventaja es que es una afición que nos gusta a los dos por igual. Así que, en Octubre de 2012, llegó una moto de mayor cilindrada, una Suzuki Intruder C800. Continuábamos con nuestros cueros, cromados, alforjas y flecos, el mundo “custom” seguía entre nosotros.

Y ya con 47 C.V. cruzamos un par de veces Europa, recorriendo Francia, Italia, Austria, Suiza, Alemania y República Checa. Cuatro años más tarde y alrededor de 70.000 kilómetros de aventuras y experiencias inolvidables e irrepetibles, optamos por un gran cambio.

Triumph trophy 1200 SE

Noviembre de 2016, una Triumph Trophy 1215 SE, nuestra actual compañera, llegó a nuestra vida. El “custom” nos encanta, lo llevamos dentro, pero buscábamos algo más rutero. No sabemos si porque es algo más ágil en carretera, el ABS, el control de tracción, la suspensión electrónica o la radio, pero a día de hoy esta moto nos da todo lo que necesitamos.

Para nosotros, es más que una máquina. Es nuestra compañera, la cómplice en nuestras aventuras, es nuestra “Plasti”.

Con ella hemos realizado el viaje más largo hasta ahora, un recorrido por Eslovenia, Hungría y Rumanía. Y también España, siempre que podemos, nos escapamos a visitar nuevos lugares. Además, con esta compañera de viajes, hemos intentado llevar a cabo nuestro Desafío Península, quedando pendiente completarlo. Nos gustan los retos, Desafío Navarra fue otro ejemplo de ello.

Con “Plasti” hemos vivido mucho, después de cuatro años y alrededor de 72.000 kilómetros nos cuesta pensar en una sustituta.

Scroll Up
Abrir chat
¿Podemos ayudarte?

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Cerrar