Ruta del Mes -Septiembre-

Ruta del Mes -Septiembre-

Guipúzcoa, en busca del mar...

Un soleado sábado nos esperaba para disfrutar de las carreteras y los paisajes de la provincia vecina. Rodar junto al mar era nuestro objetivo, pero por el camino nos esperaban paisajes increíbles repletos de verdes bosques.

En esta ocasión, además de algunos moteros/as ya conocidos, contábamos con nuevos integrantes en el grupo. Algunos desde Pamplona, Zarautz y un grupo de Vstromers de Zaragoza. ¡Cómo nos gusta que la familia “Sentidomotero” vaya creciendo!.

Una vez reunido todo el grupo y realizadas las presentaciones y fotos de rigor … ¡A rodar!.

 

Tras un breve paseo rodenado la Ultzama navarra, conectamos con Guipúzcoa por el puerto de Azpirotz. Una carretera repleta de curvas nos llevaría, a través de profundos bosques, hasta Tolosa. Nos esperaba la primera parada en el Saloon Cheyenne, siempre hay que reponer fuerzas con un buen almuerzo en ruta. Y con una soleada mañana y un ambiente de 10, apetecía quedarse al sol un ratito más.

Pero la moto nos gusta y mucho. Así que nos pusimos en marcha para disfrutar del recorrido que quedaba hasta la hora de comer.

Curvas y más curvas, una asfalto en buen estado… ¿qué más se puede pedir?. Recorremos el Parque Natural de Pagoeta y enfilamos dirección a la costa. Comenzaba a sentirse el mar, la brisa nos traía ese olor a salitre que se introducía por las ventilaciones de nuestros cascos.

Con un día tan luminoso, la carretera N-634 nos esperaba con unas vistas de ensueño mientras circulabamos “bailando” junto a la costa. Dsifrutando del “slow driving”, sin prisa, sintiendo cada kilómetro junto al mar. La parada era obligada para inmortalizar ese paisaje.

Tras ese subidíon de energía que te brinda la naturaleza, el mar, el sol… proseguimos el camino hacia el restaurante en Zumaya.

Nos gusta conducir, disfrutar del recorrido y el paisaje, pero también sentarnos a una buena mesa donde conocernos y compartir nuestras historietas.

Una vez arreglado el mundo y compartidas infinidad de anécdotas de nuestras vidas moteras, nos quedaba mucho asfalto por recorrer. 

Como solemos decir… ¡Y todavía queda la vuelta!.

Así que nos enfundamos de nuevo toda la indumentaria y comenzamos el camino de nuevo a Pamplona.

No íbamos a coger vías rápidas, por lo que el postre fueron curvas y más curvas. Esta vez con un asfalto en peor estado que a la mañana y con zonas sombrías y un poco húmedas. Pero nada con lo que no puedan los moteros de La Ruta del Mes.

Próximo destino, puerto de Lizarrusti en el P.N de Aralar, frontera natural con Navarra.

 

Desde ese lugar, fuimos regresando al punto de partida, por secundarias acompañando al río Arakil.

Si tenemos que hacer un resumen de la jornada: motos, amigos, paisajes de postal y un ambiente inmejorable. Tocaba esperar hasta Octubre para vovler a juntarnos en La Ruta del Mes.

¡Hasta la próxima! Nos vemos en la carretera.

Compártelo en tus redes
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en email
Email