UNA PAREJA EN SIDECAR

Las causalidades hicieron posible conocer a Mª Ángeles y Manuel. Bueno, las casualidades no… Necesitábamos un sidecar y lo más importante, necesitábamos que sus propietarios quisiesen venir a Pamplona para […]