ACTUACIÓN EN CASO DE ACCIDENTE

Un accidente en carretera, ya sea de moto u otro vehículo, es lo último que nos queremos encontrar cuando decidimos salir a disfrutar de nuestras motos. Pero desgraciadamente, es algo que ocurre.

Y, ¿sabemos cómo actuar? Fuimos testigos, recientemente, de un accidente de moto y la reacción de sus compañeros nos sorprendió. Los nervios y el no saber qué hacer, dificultaron una buena actuación.

Como consecuencia, nos planteamos crear este artículo. Un protocolo simple y claro, que conviene recordar; cómo actuar en caso de accidente.

SISTEMA P.A.S

PROTEGER, ALERTAR Y SOCORRER. En este orden, son los pasos a seguir para una correcta actuación ante una situación de emergencia con heridos que precisen ayuda. Desglosando cada paso…

1º- PROTEGER

Lo más importante es PROTEGERNOS a nosotros mismos. De nada sirve que nos detengamos a ayudar si somos víctimas de otro accidente por alcance en la carretera. Situación que suele producirse a menudo.

 Simplemente, se trata de evitar que sea más grave.

Es el momento de poner en funcionamiento todos los sistemas que tengamos para aumentar nuestra visibilidad.

Colocar nuestro vehículo unos metros antes del accidente con los intermitentes, ponernos un chaleco para ser vistos con antelación, situar los triángulos o balizas de emergencia adecuadamente, y todo aquello que creamos conveniente para alertar al resto de los conductores.

Los triángulos, según la DGT, deben colocarse a 50 metros del vehículo. Pero para evitar caminar por el arcén, lo cual puede ser peligroso, se está contemplando la posibilidad de sustituirlos por balizas luminosas de led. Elemento que, en el caso de las motos, sería más fácil poder llevarlo.

Si no disponemos de ninguno de estos elementos, situación habitual debido al poco espacio del que se dispone en una moto, es una práctica extendida colocar el casco en lugar de los triángulos. Si un día ves uno colocado en el arcén, un motero/a necesitará ayuda.

2º- ALERTAR

Una vez que hemos asegurado la zona, tenemos que llamar al 1-1-2. Número de emergencias europeo al que se puede llamar con el móvil bloqueado, sin tarjeta e incluso sin cobertura.

Hay que tener en cuenta que es muy importante la calidad de esta llamada. Cuantos más datos podamos ofrecer, más rápida y efectiva será la actuación de los servicios de emergencia.

Intentaremos aportar datos como:

  • Qué ha ocurrido (colisión, salida de la vía, vuelco…), tipo de vehículo (motocicleta, coche, camión…) 
  • Localización. Punto kilométrico, puntos de referencia (presas, pueblos, cruces…) O datos de GPS obtenidos de algún dispositivo.
  • Número de afectados y una primera valoración de su estado (consciencia, pulso, respiración, hemorragias, dolor…)
  • Posibles peligros externos como postes eléctricos o fuga de fluidos del vehículo.
  • Nuestros propios datos de contacto.

3º- SOCORRER

Mientras esperamos a los servicios sanitarios, debemos tener en cuenta varios aspectos:

  • Socorrer significa atender en primera instancia a la/s persona/s accidentadas, realizando los primeros auxilios que sepamos. Si no sabemos ninguno, lo mejor es no mover al accidentado y ofrecer apoyo psicológico hasta la llegada de los sanitarios. Por pequeño que sea el accidente puede existir riesgo de lesión cervical, así que es muy importante tener en cuenta que NO DEBEMOS MOVER A LAS VÍCTIMAS, y debemos impedir que ellas lo hagan.
  • Por esta misma razón NUNCA debemos RETIRAR EL CASCO de un motorista sin los conocimientos de manipulación necesarios. Esto cambia ante una parada respiratoria, ante esta situación límite deberemos retirar el casco para realizar las insuflaciones. Pero ÚNICAMENTE ante una situación límite.
  • Debemos tener en cuenta que ante todo esto, prevalece la vida de las personas. Si vemos que hay peligro de muerte, como puede ser asfixia, atragantamiento (vómito), pérdida de consciencia… lo más adecuado es colocar a la víctima en la posición de seguridad. Pero repetimos que esto son situaciones límite, y que debemos intentar por todos los medios no mover a los heridos.
  • Nunca se debe dar agua ni comida a los lesionados. Desconocemos el estado interno de sus órganos, pudiendo existir hemorragias u otras complicaciones. El hecho de deglutir, puede complicar considerablemente la situación, provocando asfixia o vómito.
No dar agua
No dar comida
  • Es conveniente proteger a los afectados del frío o calor, según la situación. Con una manta de emergencia, según por el lado que la coloquemos, bajaremos o aumentaremos los grados. Esta manta, apenas ocupa espacio en nuestra moto y su coste es de unos 2€ aproximadamente, siendo fácil disponer de una de ellas cuando lo necesitemos. Si no tenemos, podemos utilizar nuestra propia ropa para ofrecer calor a la víctima.
  • En caso de hemorragia masiva debemos intentar detenerla presionando el lugar. Si tenemos elementos estériles como gasas mejor, pero si no, habrá que actuar rápido con lo que dispongamos.

Esperamos que nunca tengáis que formar parte auxiliadora en un accidente (mucho menos implicada), pero como nunca se sabe… aconsejamos la realización de cursos de primeros auxilios impartidos por los servicios sanitarios. Esta formación puede ser de gran valor para las personas a las que algún día tengamos que atender.

Como siempre… ¡Buenas rutas!  Como siempre… con precaución.

Si te gusta... ¡comparte!

4 Respuestas

  1. Gran ayuda! Gracias por compartir. Un saludo!!

  2. Fermín dice:

    Que grandes sois

    • Sentidomotero dice:

      La cuestión es intentar que sirva de ayuda para todos. Si cumple, nos damos por satisfechos. ✌️✌️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Abrir chat
¿Podemos ayudarte?

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Cerrar